Autor: Sergio Fabara | Xataka Foto

Ejercicios y consejos para cuidar tus ojos y mantener una visión optima como fotógrafo


Buscamos muchos ejercicios para poder aprender a observar, a componer, a analizar y demás. Buscamos muchos ejercicios para mejorar nuestras posturas, pasar más tiempo frente al ordenador sin que nos de un túnel carpiano o problemas en la espalda. Sin embargo, entre tantos ejercicios, olvidamos nuestra herramienta principal: los ojos.

La cantidad de ejercicios oculares es reducida en tan solo ocho ejercicios. Los siguientes ejercicios son para realizar durante un minuto cada uno.

  • ’Coqueteo de caricatura’ o pestañear un minuto:

Pestañear es bueno para lubricar y ayudar a reposar el ojo. Este ejercicio consiste en que pestañees como caricatura coquetando, repetidamente como abanicando con las pestañas. Puedes variar el ritmo del pestañeo, pero lo importante es que sea constante.

  • ’Estabilizador de imagen’ o mirada fija y movimiento de cabeza:

Para este ejercicio vas a tomar un punto de referencia fijo; puede ser la mancha extraña en la pared, la foto frente a tu escritorio o, si estas en un ambiente de oficina, la persona frente a ti (que se va a preguntar sobre tu mirada extraña). Durante un minuto, tratando de no pestañear, mira ese punto fijo mientras mueves la cabeza de izquierda a derecha, de arriba a abajo y en círculos.

  • Mirada sospechosa’ o cabeza fija y movimiento de mirada:

Ahora, como si hubieras cometido una travesura, dejaras tu cabeza quieta y miraras lo más a la derecha e izquierda posible sin que gires el cuello. También puedes hacer una segunda ronda mirando lo más arriba y abajo posible. Además, este ejercicio puede ayudar a ejercitar la atención de visión periférica.

  • ’No te duermas’ o cerrar los ojos:

Hay que descansar la vista. Para ello hay que cerrar los ojos. Así que durante un minuto no mires nada, cierra los ojos y relájate, respira lentamente.

  • ’Vista de videojuegos’ o mover la mirada en distintas direcciones:

Este ejercicio requiere que mantengas tu cabeza quieta en un lugar y mires alrededor de manera aleatoria. Puedes hacer patrones, pero lo importante es que estés muy consciente de hacia dónde y qué miras durante el ejercicio.

  • ’Se acerca la escena de terror’ o abre y cierra los ojos:

Cerraras los ojos fuertemente durante cinco segundos, luego los abres lentamente al máximo durante otros cinco. Además de parecer que perteneces al manicomio, relajaras los músculos de la cara, sentiras lo tenso que tenías el rostro antes de hacer este ejercicio.

  • ’Déjame procesarlo’ o masaje en la sien de la cabeza:

Aplicando presión suave sobre la sien, haz círculos con tus manos. Esto estira la piel, relaja los parpados y tranquiliza la mirada. Es mejor que hacer presión sobre los ojos, pues el globo se puede lastimar.

  • ’Viendo la escena’ o Enfoque cercano y lejano:

Tomaras alguno de tus dedos, un lápiz, una rama o cualquier otro objeto. Cerraras un ojo y lo acercaras lentamente a tu rostro hasta donde puedas enfocar más cerca. Luego enfocaras tu mirada al infinito durante cinco segundos y de vuelta al objeto durante otros cinco. Tras el minuto, repetir el ejercicio con el otro ojo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.