Autor: Caro Musso | Blog del Fotógrafo

ERRORES QUE DEBES EVITAR EN LA EDICIÓN DE UN PROYECTO FOTOGRÁFICO


Empecemos a detallar ciertos errores que tendemos a cometer a la hora de seleccionar las imágenes para nuestro proyecto. Evitando estos, el camino será mucho más fácil.

EMPEÑARTE EN INCLUIR TUS IMÁGENES FAVORITAS

Algunas imágenes tienen un valor especial para nosotros y nos empeñamos en que formen parte del proyecto. Y no es malo, salvo cuando esa imagen no aporta nada al conjunto. Y si no aporta nada, si no suma, lo que hace es restar. Porque desvía la atención, distrae o descoloca al espectador.

RELLENAR

Esto es muy típico, creemos que por meter más fotos el proyecto tendrá más peso o será mejor. Para nada, lo único que podemos hacer es fastidiar todo el trabajo.

Imagina que estás leyendo una revista y de repente te encuentras un artículo flojo, que no tiene mucho que ver con la temática de la revista, o que lo ves fuera de lugar. No te agrada, ¿verdad? Te sientes como si te estuvieran estafando para engordar el número de páginas.

En un proyecto fotográfico pasa igual. Esas imágenes se detectan. A veces no de forma consciente, pero el espectador nota que algo falla. 

NO MANTENER LA OBJETIVIDAD

Detrás de cada fotografía hay una historia, y la conoce su autor. El resto no. Los espectadores solo ven la imagen, no las emociones que se vivieron al tomarla, las personas que estaban allí y le dieron otra dimensión a la imagen.

Por eso, aunque a veces cueste tomar distancia emocional con nuestro propio trabajo, es necesario hacerlo.

NO CUIDAR LA EDICIÓN

Puede que la gente no note el esfuerzo que pones en cuidar la edición de un proyecto, o los quebraderos de cabeza que te ha llevado. Pero eso será buena señal.

Porque lo que sí notará es si no lo pones, pues detectará los fallos y eso sí será evidente. Igual que tú nunca te paras a pensar en la edición de un libro, pero si vieras un error tipográfico, una falta de ortografía o una hoja en blanco, por poner algún ejemplo… seguro que si te pararías a pensar en qué mal han hecho el trabajo, ¿verdad?

UN PROYECTO SIN FIN

Eso de que una obra nunca se acaba no es un ejemplo a seguir. Las obras hay que acabarlas. Los proyectos también. Algunos requerirán muchos años, otros casi toda una vida, pero en la mayoría de los casos, tu proyecto tiene que tener un punto y final y hay que saber ponérselo.

Como decía antes, no por rellenar vas a mejorarlo. Igual que un buen texto es claro, conciso y concreto, un proyecto fotográfico también. No lo alargues sin justificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.