En fotografía, se llama exposición a:

La cantidad de luz que recibe el material fotosensible (en fotografía química) o el sensor de imagen (en fotografía digital) para que se forme una imagen.

Control de la exposición

En una cámara, el tiempo de exposición queda controlado por:

  • la luminancia de la escena,
  • la velocidad de obturación y
  • el nivel de iluminación por la apertura del objetivo.

Estos dos últimos factores (velocidad de obturación y apertura) se combinan en un solo número llamado valor de exposición, EV.

Todas las cámaras digitales llevan un exposímetro que mide la cantidad de luz del motivo a fotografiar. Mediante el mismo, la propia cámara puede determinar la velocidad y abertura necesarias para conseguir una exposición automática (normalmente identificado en el cuerpo de las cámaras por la abreviatura AE, de Automatic Exposure) correcta.

No obstante, el propio sistema puede ser engañado si predominan los colores muy claros o muy oscuros, con lo que si no compensamos adecuadamente los errores, las fotos podrían salir sobreexpuestas o subexpuestas.

En el modo manual, el fotógrafo debe ajustar la apertura y/o la velocidad para lograr la exposición deseada. Muchos fotógrafos deciden controlar la apertura y la velocidad de forma independiente, existiendo normalmente cuatro opciones en las cámaras, marcadas con las abreviaturas siguientes:

  • P (Automático programado). La propia cámara elige la combinación de velocidad y apertura que considera más adecuada para obtener la mejor exposición. Sería un ajuste parecido a la Exposición Automática (AE), dejando al fotógrafo solo la decisión de qué sensibilidad (ISO) colocar en la cámara
  • A o Av (Automático con prioridad a la apertura). El fotógrafo selecciona la apertura y sensibilidad (ISO) y la cámara elige la velocidad adecuada.
  • S o Tv (Automático con prioridad a la velocidad). El fotógrafo selecciona la velocidad de obturación y sensibilidad (ISO) y la cámara elige la apertura adecuada.
  • M (Manual). El fotógrafo debe elegir la velocidad, la apertura y sensibilidad (ISO).

Exposición correcta

Podemos hablar de una exposición correcta cuando se logra el efecto que el fotógrafo ha pretendido transmitir. En otros casos, conlleva un equilibrio entre las luces y las sombras, consiguiendo detalle, color y todos los tonos posibles.

Una aproximación a una exposición correcta la de la regla soleado f16 donde en un día soleado, la exposición correcta será la recíproca del ISO.

Sol radianteSol neblinosoSol débilNubes y clarosNublado
f 16f 11f 8f 5.6f 4

Referencias: Wikipedia | Leslie D. Stroebel et al. Basic Photographic Materials and Processes: Materials and Processes. Focal Press, 2000. ISBN 0-240-80405-8 p. 89

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.