Autor: FotoNostra

Evolución de la Fotografía | La Fotografía y los viajes


La fotografía se relaciona con los viajes desde sus comienzos, con el descubrimiento del daguerrotipo en 1839. Entre 1840 y 1844 Noel Lerebours recopiló una serie de daguerrotipos de viajes. Las publicó bajo el nombre de «Excursiones Daguerrianas: las ciudades y monumentos más notables del globo». Estas placas estaban impresionadas por diferentes fotógrafos y un grabador le resaltaba los elementos más difusos como nubes o personas.

Lerebours trabajó y realizó instantáneas en Francia e Italia y con otros colaboradores fotografió Grecia, Siria y Egipto. Usar daguerrotipos en los viajes suponía grandes inconvenientes: transportar gran número de placas argentadas, el peso del equipo y la fragilidad de las pruebas únicas.

Las ventajas del Calotipo

A finales de 1840, cuando el Calotipo permitió sustituir el metal por el papel, la fotografía de viaje tuvo su verdadera difusión. George Bridges, ayudante de Talbot, realizó entre 1846 y 1852, 1500 negativos sobre papel que abarcan desde Italia hasta Egipto.

La aplicación que tendría la fotografía en los viajes fue descrita por Maxime Du Camp: «Ya no será necesario realizar peligrosos viajes. La heliografía confiada a algunos intrépidos dará por nosotros la vuelta al mundo y nos traerá el universo en una carpeta sin que abandonemos nuestro sillón».

A partir de 1850 los países de moda son Italia, Grecia y Turquía. Se conservan álbumes completos sobre Pompeya, Palermo, Atenas y Constantinopla. El inglés John Shaw Smith fotografió España y Portugal entre 1849 y 1850.

En 1851 la comisión para los monumentos artísticos de Francia encargó a una serie de fotógrafos que realizasen un catálogo de imágenes para constituir un conjunto del patrimonio arquitectónico francés.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.