Autor: Óscar Condés | Xataka Photo

Consejos útiles para principiantes que quieran mejorar su práctica en fotografía de paisaje


La fotografía de paisaje es sin duda una de las disciplinas más populares, al alcance de la mano de cualquiera, incluidos por supuesto los principiantes. Sin embargo, es habitual que prestemos más atención a ciertos aspectos (muy importantes, pero no los únicos) como la técnica y el equipo necesario, y menos a otros asuntos que también tienen importancia en el resultado final.

Hablamos de ciertos usos y costumbres que pueden ayudarnos (tengamos el nivel que tengamos) a conseguir mejores fotos paisajísticas y que normalmente no le damos la importancia que merecen. Incluso, si somos principiantes, puede que no las conozcamos y, por tanto, nos perdamos cosas que nos pueden ser útiles.

Por ello, te compartimos una serie de consejos prácticos que pueden ayudarnos a convertirnos en mejores fotógrafos de naturaleza. 

Investiga las localizaciones

Es un consejo que hemos dado muchas veces refiriéndonos también a otros géneros, pero sin duda es el primero que teníamos que apuntar por su importancia. Está bien eso de salir al campo a ver lo que se puede encontrar, pero si queremos subir de nivel deberíamos investigar con antelación los lugares que vamos a visitar.

En primer lugar la idea es saber con certeza cómo llegar al lugar, pero lo realmente importante es saber qué posibilidades fotográficas vamos a tener allí. Por supuesto, para esto Internet es una gran fuente de información, en este caso sobre todo por las redes sociales como Pinterest e Instagram. Gracias a estos recursos podemos tener de antemano una idea bastante precisa de lo que podemos encontrar en una localización y cuáles son las fotos que podríamos obtener.

Así, es útil realizar una recopilación previa de imágenes tomadas en un lugar que nos guste, fijarnos bien en los encuadres y en la luz de cada toma (según la hora del día). Pero, cuidado, el objetivo no será llegar allí y tratar de “copiar” lo que hemos visto y nos gustó (aunque también podemos hacerlo) sino tratar de hacer algo distinto y original, ya sea visitándolo a una hora distinta a la que hemos visto en las imágenes (quizá de noche) o probando con perspectivas diferentes para obtener encuadres distintos.

No pierdas de vista el clima

Vigilar el pronóstico del tiempo es algo crucial en fotografía de naturaleza ya que las condiciones climatológicas son algo que afecta dramáticamente a nuestras fotos. Esto no significa que sólo haya que salir con buen tiempo, porque con condiciones “desfavorables” (por decirlo de algún modo) también se consiguen buenas fotos.

De hecho, la lluvia y las tormentas, la nieve o la niebla brindan la oportunidad de ver paisajes que pueden ser mucho más interesantes, por dramáticos, que si simplemente hace sol. Además, por si fuera poco, podría darse el caso de que nos encontremos solos en medio de una localización turística porque los visitantes decidan irse a otro lado.

Así que hay que estar a atentos al pronóstico del tiempo, utilizar aplicaciones específicas para informarnos de las previsiones, la hora en la que sale y se pone el sol (y la luna) y, en el caso de que vayamos a fotografiar una escena marina, cuándo se van a producir las mareas.

Carga con lo justo

Este es otro consejo que hemos dado mil veces (sobre todo para viajar), porque es evidente que cuanto menos equipo carguemos menos nos fatigaremos y más lejos podremos llegar (y quizá encontrar cosas inexploradas). Y es algo que no se suele poner en práctica cuando uno es principiante, porque suele costar decidirse por qué es lo realmente importante que llevar.

No olvides tu comodidad

Por último, aunque hayamos hablado de llevar lo justo (en el terreno del equipo), no debemos olvidarnos de algunas cosas básicas relacionadas con nuestra propia comodidad:

  • Una gamuza y elementos de limpieza
  • Lápiz y papel
  • Protección para la lluvia
  • Brújula
  • Guantes (en invierno)/ Protector solar y sombrero o gorra (en verano)
  • Algo de comida
  • Pañuelo o toalla
  • Linterna
  • Algún tipo de herramienta (como una navaja suiza)
  • Smartphone con aplicaciones específicas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.