Autor: Alexis De Blois | Blog del Fotógrafo

HDR | Consejos y Aplicaciones


¿QUÉ ES EL HDR?

El HDR o el alto rango dinámico dicho de forma fácil es la capacidad de tener detalle tanto en luces como en sombras. Es decir, un bajo rango dinámico significa que, o renunciaremos al detalle en las luces, o lo haremos en las sombras. En cambio, un alto rango dinámico, tratará de conservarlo en las dos.

El HDR permite, por lo tanto, acercarnos mejor a la visión humana y, por lo tanto, obtener imágenes, en principio, más cercanas a la realidad. Y digo, en principio, porque el HDR debe utilizarse en la justa medida.

Abusar demasiado de él nos puede llevar al polo opuesto, a imágenes alejadas de la realidad, demasiado retocadas y exageradas.

¿CÓMO CONSEGUIR UNA BUENA IMAGEN HDR PASO A PASO?

Hoy en día, la mayoría de smartphones tienen esta opción de forma automática, así que no es ningún misterio ni hay que ir más allá de tenerlo activado o no y, si procede, comparar la imagen en HDR y la normal, y escoger la que más nos guste.

Ahora bien, en fotografía réflex/mirrorless etc, que es la que nos interesa, la que exige trabajo y nos da los mejores resultados, la que nos encanta y nos hace perder la cabeza a partes iguales… ejem, que me desvío.

La forma de conseguir un HDR paso a paso es simplemente la siguiente:

  1. Busca una escena preferiblemente estática, porque vamos a hacer varias fotos con el mismo encuadre.
  2. Por lo tanto, un trípode te será indispensable (como lo vas a usar, acuérdate de desactivar el estabilizador de imagen porque ya no lo necesitas).
  3. Si tienes un disparador remoto, utilízalo.
  4. Configura la cámara en modo manual.
  5. Fija una apertura de diafragma acorde a la imagen que quieres tomar (mucha profundidad de campo, apertura cerrada y al revés).
  6. Fija el balance de blancos manualmente y no lo cambies.
  7. Utiliza una ISO lo más baja posible.
  8. Procura trabajar en RAW.
  9. Fija el punto de enfoque y no lo muevas.
  10. Haremos un total de 3 imágenes idénticas en cuanto a composición, porque luego las apilaremos una encima de las otras.
  11. Cada una de estas fotos tendrá una exposición diferente, para ello, ajusta la velocidad de cada una de ellas para que:
    • La primera imagen esté correctamente expuesta para las zonas de luces.
    • La segunda imagen para las zonas más oscuras de la imagen.
    • La tercera imagen para las zonas intermedias de la imagen.
    • Si quieres una mayor precisión, puedes combinar más exposiciones, pero con 3 suele dar buen resultado, por lo menos para empezar a practicar.
  12. Con esto, lo que conseguimos de momento es detalle en cada una de los tipos de luz por separado.
  13. Una vez tenemos nuestras imágenes, lo que hacemos es solaparlas con algún programa de edición como PhotoshopLightroom.

Y ya está, es muy sencillo, ¿verdad?. Al sumar toda la información de las diferentes luces, nos da como resultado una imagen donde todas las zonas de la fotografía tienen detalle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.