Fuente: Fotonostra

Tipos de Fotografía | Fotografía de aproximación


Fotomacrografía no es macrofotgrafía

La fotografía de aproximación nos permite ver detalles del mundo que nos rodea que nos son muy difíciles de otra forma. Con esta fotografía podemos acercarnos tanto a los objetos y sujetos cotidianos que descubriremos multitud de detalles ajenos a nosotros hasta el momento de la foto.

En fotografía de aproximación existe una confusión entre los términos macrofotografía y fotomacrografía. La macrofotografía no es más que la reproducción de una foto a gran tamaño.

Este término estaba más justificado y era más usado antes de la existencia de la fotografía digital, ya que se hacía un uso real de él. Cuando las copias se ampliaban en el laboratorio a gran tamaño se estaba haciendo una macrofotografía.

De un tiempo a esta parte, el término macrofotografía se ha confundido y se ha usado con el mismo significado que fotomacrografía. La fotomacrografía consiste en tomar fotos de los objetos acercándose tanto que el tamaño del objeto en la película o en el sensor sea igual o superior al que tenga en la vida real. Es decir, que tenga una ratio de aspecto de entre 1:1 a 25:1.

A partir de 25:1 entramos en lo que llamamos Fotomicrografía. En este tipo de fotografías los objetos son tan pequeños que necesitaremos un microscopio para poder verlos. No hay que confundir la fotomicrografía con la microfotografía. Como pasa con su «hermano mayor» las microfotografías son las imágenes más pequeñas de lo habitual y la micropelícula. Aquella que tan famosa se hizo con las películas de espionaje.

Por lo tanto, los términos correctos para este tipo de fotografía son Fotografía de aproximación, para todos aquellos objetos de menos de 1 metro y hasta 10 cm. Es decir, fotografías con una ratio de aspecto entre 1:10 y 1:1. Fotomacrografía y Fotomicrografía.

Para la fotomacrografía no necesitamos ningún accesorio adicional. Con acercarnos al objeto o el enfoque «macro» que traen muchas de las nuevas cámaras digitales será suficiente. En cambio, para la fotomicrografía necesitaremos, como ya dijimos, un microscopio. 

Para hacer fotomacrografía el número de accesorios aumenta, yendo de los que ofrecen mejores resultados, y son, por lo tanto, más caros

Por este orden estos accesorios son: objetivos macro, los fuelles y tubos de extensión, las lentes de aproximación y los anillos de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.