Fuente: Fotonostra

Tipos de Fotografía | Fotografía Deportiva


La fotografía deportiva ocurre a gran velocidad delante de nuestros ojos y, en consecuencia, habrá que estar siempre alerta, con el ojo en el visor y el dedo preparado para pulsar el disparador.

Está de más decir que para sacar una buena fotografía deportiva hay que conocer las fases más importantes del deporte que se pretende fotografiar. Esto ayudará a prever el desarrollo de la acción y a efectuar el disparo en el momento ideal y justo. Estos conocimientos, junto con la espontaneidad del fotógrafo, la cámara adecuada y, sobretodo, con las lentes correctas, son absolutamente esenciales para poder capturar la dinámica y congelar el momento crítico en cualquier deporte.

Las lentes más recomendadas para tomar fotos en eventos deportivos son los teleobjetivos. De hecho, en la mayoría de los deportes se convierten en casi obligatorias si queremos tomar una buena foto y conseguir un auténtico acercamiento al deporte que fotografiamos.

Sin estos objetivos, en la mayor parte de los casos sólo lograríamos un plano general de la actividad deportiva, sin poder llegar a ver la expresión del deportista. Le faltaría lo más importante.

Cuando fotografiamos deportes nos encontramos con una cuestión que no es fácil de manejar sin experiencia. Esta cuestión es el enfoque. Nuestra cámara debe ser capaz de enfocar precisa, rápidamente y de un modo automático para que nos permita capturar la acción sin perder detalle ni nitidez.

Muchas de las cámaras de fotos tienen diferentes modos de enfoque automático y para la fotografía deportiva lo más adecuado sería poder ponerla en el modo llamado Servo Continuo en cámaras Nikon y Al Servo en cámaras Canon.

Estos modos permiten mantener enfocado al sujeto mientras tengamos pulsado el disparador a la mitad y movemos la dirección del objetivo.

Algunos teleobjetivos, los más caros por supuesto, incluyen un estabilizador de imagen integrado. Si no podemos permitírnoslos los dispositivos electrónicos de la cámara compensan el movimiento accidental de la cámara y producen tomas con teleobjetivos manuales, a menudo, bien definidas.

Como consejo para tomar estas fotos sirva decir que el momento ideal para apretar el botón del disparador suele ser unas décimas de segundo antes de que se produzca la acción. De esta forma se le da tiempo tanto al fotógrafo como al sistema de la cámara para realizar la toma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.